10 jun. 2015

RANDOM REFLEXIONES | Una etapa se cierra... y otras se abren | makeupmymind

Hoy no ha sido un día cualquiera, aunque aparentemente lo haya parecido. Hoy ha sido, oficialmente, mi último día de clase y entrega de notas. 


Cuando finalicé mi diplomatura en Turismo no tenía las mismas sensaciones que tengo el día de hoy: tengo esperanzas, tengo ilusiones y veo futuro. A pesar de alguna mala experiencia en el ciclo, quiero quedarme con lo bueno. Con las grandísimas personas que he conocido, con que voy a tener un título que certifica que ya soy esteticista (que eso ya, de por sí, te abre mil puertas que una diplomatura en turismo, abstracta y disfuncional, no te da), los conocimientos adquiridos, descubrir que el mundo de las uñas me apasiona, y que las higienes y las depilaciones, asignaturas odiadas, han resultado ser las más provechosas y con las que más he aprendido.

Quiero creer que la formación impartida en ciclos formativos es de buena calidad, pero todo depende del cristal con que se mire. En mi caso particular, ciertas alumnas con cero ganas de trabajar, aportar y mejorar en su vida personal y laboral, y alguna profesora con ganas de formar en función de cómo se levantase. Al parecer, y como digo, todo depende del cristal con que se mire, y todas las alumnas, generaciones y clases no somos iguales, y se tratan a unas de manera distinta de las otras, en conjunto, incluyéndonos a las que sí queríamos aprender y crecer.

Nunca he sido una persona que se califique con una nota numérica, desde pequeña siempre se me ha inculcado el ir a por el 10, aunque desde hace años es algo que tampoco me preocupa mucho. Lo que sí me molesta es que, según la vara de medir, se califique con una nota más alta o más baja en función de si caes mejor o peor, o si haces la pelota más o menos. Muy triste, pero la vida es así, oye. No todo el mundo quiere justicia e igualdad.

A pesar de mis notas, como he dicho, quiero quedarme con lo bueno: con que ahora tendré un 30% de descuento en MAC, más descuentos como profesional en tiendas al por mayor de estética y peluquería y, más allá de los descuentos, que es algo suculento, que voy a poder ganarme la vida, de manera ajena o autónoma, de lo que he visto que me gusta y me llena. Y lo mejor, es que considero que no se me da mal del todo, y que quiero, por todos los medios, mejorar en este campo.

Tener una carrera está bien, eso dicen. No opino igual. No soy más lista, ni sé más cosas por tener una carrera. Ojalá hubiese tenido una vocecilla aquel día que decidí hacer el selectivo y sacarme una carrera y me hubiese dicho: los ciclos formativos están muy bien! Pero si no hubiese pasado por la carrera no hubiera pasado por momentos tan especiales de mi vida como dar clases a niños (y descubrir que se me da muy bien y me tenía que haber decantado por la formación) y que, mientras acababan los ejercicios descubrí un vídeo de Aishawari que cambió mi vida, de un Erasmus en Finlandia que me recluyó en mi habitación y me hizo aprender mucho del mundo del maquillaje (y conocer a maravillosas personas repartidas por la geografía española y mundial), descubrir el marketing... No lo cambio, pero a día de hoy podría estar trabajando años y años, como amigas mías que estudiaron ciclos, y no buscándome la vida como una perra.

En fin, desde hoy, tenéis esteticista, maquilladora y técnica en uñas para rato. Quien quiera, que me regale una camilla LOL.

Un saludo, y gracias por seguir ahí en todo momento. Y gracias también a las nuevas incorporaciones.




5 comentarios:

  1. Que vaya bien en esta nueva etapa
    He descubierto tu blog por el de Nocturella, te sigo ^^
    Un beso, tocaya!

    ResponderEliminar
  2. Me siento muy identificada contigo en todo eso: estudié una licenciatura en historia del arte, que me encanta y que no cambio por nada aunque en mi universidad no fuese tan "divertida" como creí; y ahora estudio restauración y conservación de bienes culturales con aún más ganas y trabajo en lo que me gusta.
    Pero entre curso y curso, agobiada y sin ganas de seguir con la carrera, descubrí un video de contolstyle, luego aishawari, luego su hermana... y empecé a conocer todo esto hasta el punto de que, hoy por hoy, me he montado mi propio blog para despotricar contra los productos que me salen malos y recomendar las maravillas que descubro.

    Creo que vocación no hay una sola, o por lo menos no tiene porqué ser incompatible un hobby con una profesión que adores... Así que mientras el tiempo nos lo permita y nos haga feliz, adelante con todo lo que puedas y te apetezca, nunca es tarde para cambiar de profesión y de ser la mejor si tienes ganas!! :)

    Te sigo desde hace un año más o menos en youtube, y se me había olvidado pasarme por aquí. Me quedo suscrita porque creo que era ya pecado! jajaja

    Un beso enorme

    ResponderEliminar

Puede que también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...